Viernes 17 de Febrero de 2017 | 12:42 hs.
Author mug

Claves para el crecimiento exportador

 POR

Las exportaciones argentinas exhibirán una pequeña recuperación del 7 % en 2017, y generarán divisas por 61,6 mil millones de dólares.

noticia ctrade_0

Las exportaciones argentinas este año tendrán un buen papel, igualmente muy lejos de los números que se pretenden o más bien que se necesitan.

Las ventas internacionales en 2017 generarán divisas por un valor cercano a los 61.600 millones de dólares, mostrando una leve recuperación del siete por ciento respecto del año 2016.

Sin exagerar, son números alentadores. Esta desempeño es el resultado de los precios de las materias primas que parecen haber tocado fondo, y por consecuencia se espera un crecimiento de la demanda externa, aparejado a lo que parece ser el final de la larga recesión de Brasil y, y a la recuperación del crecimiento en Estados Unidos. Aunque la coyuntura internacional muestra un contexto incierto.

Argentina cuenta con la mayor caída de los últimos 30 años, de las exportaciones acumuladas entre 2012 y 2015. Con mayores restricciones externas, problemas con tipo de cambio y un contexto internacional poco propicio, con una marcada baja de precios en los commodities y una fuerte recesión en Brasil.

En imperioso la necesidad de implementar un cambio de política comercial para generar ingresos a una actividad que necesita reactivarse de manera urgente.

El objetivo es muy claro, además de la reciente normalización de las políticas comerciales con la acertada eliminación de restricciones cambiarias, retenciones –con excepción de la soja– y el cambio al régimen de liquidación de divisas, es ineludible una efectiva estrategia de integración sostenible, con la generación de empleo formal y por sobre todo, de calidad.

Lamentablemente, por trabas burocráticas y decisiones erráticas, Argentina ha ido perdiendo mercados y oportunidades de arribar a otros destinos, la recuperación es un desafío que demanda un gran esfuerzo. Enfrentamos un momento del mundo poco favorable, los países parecen apuntar al proteccionismo, desandando el camino de la integración comercial. Un informe que monitorea las medidas comerciales de los países que integran la OMC, indica un aumento cercano al 20 % de medidas que entorpecen el intercambio comercial.

Ello indica claramente, si Argentina quiere incentivar sus ventas externas, darle valor agregado a sus exportaciones y ampliar mercados y destinos de sus productos y servicios. Es primordial fortalecer el rol del área del estado que se ocupa de promover y facilitar el comercio exterior y lograr una relación entre el gobierno y el sector privado que objetivamente trabaje en función del objetivo, dejando de lado los exitos personalistas.

Es importante profundizar una visión de mediano plazo en la estrategia de inserción externa. En este marco, el acercamiento con la Alianza del Pacífico y la mejora en la relación con Estados Unidos son señales fuertes y claras del gobierno de Macri, sin embargo, Donald Trump genera interrogantes sobre las políticas comerciales de ese país. El contexto externo, de igual manera no deja de plantear oportunidades.

En materia comercial podría China ser más activa en el plano internacional. No hay que olvidar que China seguirá demandando más alimentos con valor agregado y está buscando activos de riesgo que le permitan mejorar las ganancias de sus inversiones. Argentina puede brindarle soluciones en ambos sentidos.

El contexto global actual es variable y requiere tácticas de integración equilibrada y de largo plazo; cambios cortoplacistas en el exterior no servirán de nada.

Desde nuestro punto de vista, Argentina y Brasil deben apuntar a un Mercosur más amplio y abierto al mundo, son necesarias las reformas que generen inversiones y amoldar las circunstancias para mejorar la competitividad de la economía.

MIRÁ LA REVISTA COMPLETA DE FEBRERO

Publish at Calaméo or browse the library.