Cómo operaba la mafia de la Aduana con los Castillo para que mercadería de China se venda en La Salada


Pablo Allievi, subdirector general de Control Aduanero y hombre clave del equipo de Juan José Gómez Centurión, reveló el nexo entre la denominada “mafia” en la Aduana con Jorge Castillo, su hermano Hugo y su sobrino, Adrián; la familia que comandaba los destinos de La Salada. Según el funcionario, durante el gobierno de Cristina Kirchner se adulteraban contenedores con mercadería provenientes de China que luego era revendida en el predio ubicado en Lomas de Zamora.

Según se publicó en el programa La Cornisa, del canal América, la “mafia” de la Aduana estaba integrada por ex funcionarios y empresarios (al día de hoy hay diez procesados) y un prófugo: Claudio El “Mono” Minnicelli, hermano de Alessandra “Lali” Minnicelli, esposa del ex ministro y actual diputado Julio De Vido. El juez Marcelo Aguinsky ordenó su pedido de captura nacional e internacional el 25 de octubre de 2016.

La fiscal Gabriela Ruiz Morales, a cargo de la fiscalía 6 en el fuero Penal Económico, pidió la elevación a juicio de la causa conocida como la “mafia de los contenedores”. Aguinsky y Ruiz Morales investigaron y determinaron que conformaron una asociación ilícita para adulterar datos de la Aduana con el fin de ingresar al país mercadería de modo ilegal. El “Mono” Minnicelli está acusado de ser uno de los organizadores de esa banda junto a Oldemar Carlos Barreiro “Cuqui” Laborda.

Buena parte de esta mercadería adulterada provenía desde China y terminaba en la feria de La Salada. Según reveló Allievi, esta organización delictiva modificaba las declaraciones de peso y de contenido de lo que traía cada contenedor. “Lo hacían para pagar menos impuestos tanto por el peso como por el tipo de carga”, confirmó, y agregó que de esta manera se aseguraban que nadie controlara la carga que venía con etiquetas “Made in Argentina” cuando en realidad había sido fabricada afuera.

La organización ofrecía el servicio de ingreso de mercadería, pasando por depósitos fiscales a través de “empresas fantasmas” o sellos de goma. “Firmas que se armaban para traer los contenedores que terminaban en el mercado ilegal”, confirmó Allievi. De acuerdo a los investigadores de la causa, el coreano Sung Ku Hwang conocido como “Mister Korea” era el encargado de conseguir clientes. Sung Ku Hwang fue detenido el 18 de junio pasado en el aeropuerto de Ezeiza luego de que se entregara a Interpol en Corea del Sur en un operativo que evitó un largo proceso de extradición. “Míster Korea” hacía seis meses que estaba prófugo de la Justicia.

De acuerdo a fuentes judiciales “el 75 por ciento de la mercadería que traían los contenedores pertenecían a la industria textil y terminaban en La Salada o en Avellaneda, Alsina y Once”. El valor de cada contenedor puede estimarse en unos 30 millones de pesos (o tres millones de dólares en 2015). En esta causa se investigan la mercadería de mil contenedores que ingresaron al país durante el 2015. Se cree que “la coima que pagaban por cada contenedor podía ascender hasta 700 mil pesos (70 mil dólares por contenedor)”. “Haciendo un promedio de un ingreso de 10 mil contenedores por año, hablamos de 700 millones de dólares anuales”, señaló uno de los investigadores de la causa.

Fuente: Infobae

PUBLICACIONES ANTERIORES