Por las dificultades con EE.UU., México busca negocios con la Argentina

El muro que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenaza construir en la frontera con México comenzó a tener efectos prácticos sobre el comercio en la región.

El mayor proteccionismo que profesa el líder norteamericano llevó a los mayores empresarios mexicanos a mirar con mayor desconfianza al norte de su frontera y evaluar otras alternativas de negocios, que mantuvieron desatendidas durante años, según ellos mismos dicen. Con ese objetivo estuvieron ayer en Buenos Aires algunos de los timones más importantes del sector privado de ese país, bajo el mando de Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, el máximo órgano de representación privada en México. “La Argentina se está abriendo al mundo y tiene una economía potente. Vemos oportunidades para complementarnos en los sectores agroindustrial y automotor”, explicó, en diálogo con la prensa.

Según el directivo, México tiene que encontrar espacios en América latina que no puede desaprovechar. Una de las alternativas, por caso, es exportar autopartes.
“No estamos pensando sólo en venderle a la Argentina, sino en invertir en la Argentina; no hablamos sólo de comercio, sino de inversión y generación de empleo”, sostuvo, en un intento por despegar la relación bilateral de la balanza comercial en un momento específico. Hay antecedentes para abonar esa afirmación. Entre 2005 y 2016, la inversión mexicana en la Argentina fue de US$ 3600 millones. Entre los nombres más importantes en el país están el grupo Bimbo, Coca-Cola Femsa y la cementera Cemex.
Según los empresarios, la Argentina puede aumentar sus exportaciones de girasol, maíz y vino, entre otras cosas. A cambio puede comprarle bananas, atún, cerdo congelado y cacao industrializado.
“Uno de los temas que debemos atender es cómo reestructuramos la relación entre ambos países”, reconoció Bosco de la Vega Valladolid, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, uno de los organismos más representativos del sector alimentario de México.
El intercambio comercial entre la Argentina y México alcanzó el año pasado los US$ 2306 millones.
En México, en tanto, la avanzada albiceleste está compuesta por Arcor, Despegar.com y el grupo industrial Techint.
A pesar de las polémicas con Trump, la comitiva mexicana trajo entre sus pergaminos el hecho de ser una puerta para exportar a Estados Unidos.
Frente a las dudas que plantearon los periodistas, Castañón fue terminante. “México va a ser un socio comercial de Estados Unidos por toda la historia, porque nos separa una frontera”, afirmó. Y agregó: “Los empresarios no buscamos construir muros, sino tender puentes”.
Los empresarios mexicanos visitaron la Unión Industrial Argentina (UIA), la Copal, que agrupa a las grandes empresas alimentarias del país, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y la Sociedad Rural Argentina, entre otras entidades.

Fuente: La Nación

PUBLICACIONES ANTERIORES