Importaciones y turismo aumentaron el déficit

Según un informe de indec, el turismo de Argentinos fronteras afuera ha sido otro de los factores que impulso el desequilibrio en la balanza, triplicando el déficit que en el último trimestre 2017 alcanzó los u$s8.683 millones.

Este saldo negativo de la balanza por cuenta corriente de u$s8.683 millones es resultante de un incremento de las importaciones comparando con las exportaciones. Ese rojo de la balanza de bienes y servicios explicó u$s4.482 millones en la general.
La ampliación del déficit de la cuenta corriente (que simboliza las insuficiencias de financiamiento exterior) están articuladas por la crecida de las importaciones mientras las ventas al exterior se conservaron inalterables. El año va a cerrar con un déficit de cuenta corriente cercano al 4% el PBI, un dato que enciende algunas alarmas.
El gradualismo lleva a financiar con deuda en dólares, esto plancha el tipo de cambio y mezclado con un Banco Central que intenta achicar las perspectivas inflacionarias con una señal de tasa de interés real atractiva, eso origina la venta de dólares para ubicarse en pesos. De esa forma el tipo de cambio queda demasiado atrasado respecto a la inflación y por ende le resta competitividad a los exportadores.
Reflexionando, asimismo, el tipo de cambio aplanado fruto de las tasas de interés seductoras y del ingreso de dólares para financiar el déficit básico, lo que resta es corregir la competitividad exportadora vía costo tributario, de transporte y logística, cambiario a determinado plazo. En lo inmediato, una excelente coherencia para que el financiamiento de deuda fiscal resulte de un despojo progresivo de Lebac, por eso se revela la emisión de Letras del Tesoro en moneda nacional.

Fuente Redacción

PUBLICACIONES ANTERIORES