Rechazo mundial a los aranceles de Estados Unidos al acero y al aluminio

Temen que la OMC “vuele por los aires”. Trump dijo que “las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”.

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevêdo, criticó hoy en Ginebra los aranceles al acero y el aluminio anunciados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Una guerra comercial no interesa a nadie”, advirtió. “La OMC está preocupada por el anuncio de Estados Unidos sobre los aranceles al acero y el aluminio. Existe un auténtico potencial para una escalada, según muestran las reacciones de los demás (países)”.

La OMC está siguiendo de cerca la situación, añadió. Aliados comerciales como la Unión Europea (UE), China, Canadá y Japón podrían presentar demandas ante la OMC si finalmente Estados Unidos aplica los aranceles anunciados.

Rechazo mundial
Varios países advirtieron hoy sobre el impacto negativo de la decisión anunciada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles de 25% a las importaciones de acero.
“Este asunto puede hacer volar por los aires a la Organización Mundial del Comercio (OMC); no se trata de la seguridad nacional, quieren proteger a una industria estadounidense que no es viable”, dijo hoy el director general de la Asociación Europea del Acero, Axel Eggert, en una entrevista con la agencia Bloomberg en Bruselas.

Eggert señaló que el hecho de que los precios del acero en ese país promedien U$S 80 por tonelada más que el resto del mundo “demuestra la ineficiencia de esa industria norteamericana” y exhortó a Trump a repensar el plan y trabajar con la Unión Europea (UE) para reducir la sobreoferta de acero de China, el mayor productor de este metal.

Acero y aluminio

Ayer, Trump anunció que firmará “la próxima semana” un decreto por el que impondrá aranceles de 25% a las importaciones de acero y 10% a las de aluminio de algunos países.

Trump tenía hasta mediados de abril para decidir qué medidas adoptar, después de que el Departamento de Comercio le enviase un informe sobre los efectos de las importaciones de estos productos sobre “la seguridad nacional” de Estados Unidos, en el que recomendaba elevar los aranceles o aplicar cuotas.

En este contexto, la UE consideró que la justificación planteada por Estados Unidos para imponer aranceles al aluminio y al acero aludiendo a la seguridad nacional del país, “no tiene ninguna base y es en realidad una salvaguarda comercial disfrazada”.

La respuesta de la UE al tema aranceles está “muy avanzado”, indicaron fuentes comunitarias a la agencia EFE, aunque instaron a esperar a ver si “el anuncio se materializa tal como se ha anunciado”.

En tal caso, señalaron que cubrirán tres líneas de acción en línea con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC): “medidas de defensa comercial” basadas en una lista de productos estadounidenses, compuesta por un tercio de productos de acero, un tercio de productos agrícolas y un tercio de otros sectores.

La segunda supone la anticipación de que las exportaciones de aluminio y acero que no importe EEUU debido a las restricciones “serían desviadas a otros mercados”, unos flujos que serán “monitorizados” para prever el posible uso de medidas de salvaguarda.

La tercera línea de trabajo contempla articular con otros países afectados por los aranceles, como Japón, Canadá o Brasil, “el comienzo de consultas de arbitraje con Estados Unidos en el marco de la OMC”.

La Comisión Europea (CE) debatirá este asunto en su reunión del próximo miércoles, aunque no es seguro que las medidas europeas se anuncien ese mismo día.

Por su parte, China advirtió que la medida puede afectar negativamente a la recuperación económica mundial.

“Si otros países siguen sus pasos, dañará al comercio internacional”, advirtió la vocera del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, en rueda de prensa en Beijing.

Brasil, por su parte, anunció que intentará una negociación amigable para evitar las “significativas pérdidas” que sufriría con el aumento de los aranceles, pero aclaró que no descarta discutir la medida en los foros competentes.

También la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, dijo que “si se imponen restricciones a productos canadienses de acero y aluminio, Canadá tomará medidas de respuesta para defender sus intereses comerciales y trabajadores”.

En tanto, Alemania expresó su “total rechazo” a la medida y mostró su confianza en que la UE dará la “respuesta adecuada” a esa decisión.

Taiwán señaló que los anuncios reflejan “proteccionismo” y “socavarán el libre comercio mundial” y el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, compartió la preocupación expresada por varios países de Europa.

Qué dijo Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó hoy que las “guerras comerciales son buenas” y “fáciles de ganar”, al defender su anuncio de que la próxima semana impondrá aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

“Cuando un país está perdiendo muchos miles de millones de dólares en comercio con virtualmente cada país con el que hace negocios, las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

El mandatario citó como ejemplo que “cuando estamos con un déficit de 100.000 millones de dólares con un determinado país y se ponen listos, no comerciamos más – y ganamos ampliamente; ¡Es fácil!”.

Trump anunció ayer que firmará “la próxima semana” aranceles del 25 % a las importaciones de acero y del 10 % a las de aluminio de algunos países, y que estarán en vigor “por un largo período de tiempo”.

“Debemos proteger a nuestro país y nuestros trabajadores; si no tienes acero, no tienes un país”, enfatizó con mayúsculas en otro tuit.

El mandatario no precisó si los aranceles serán generales o afectarán a algunos países en concreto.

Fuente

PUBLICACIONES ANTERIORES