La implantación electrónica del código aduanero europeo se aplaza al año 2025

El objetivo de lograr un despacho de aduanas centralizado en Europa se aplaza hasta el 2025, debido a la desigual plataforma informática existente en los países de la Unión, según avanza Antonio Llobet, presidente del Colegio General de Agentes de Aduanas de España y primer premio al Comercio Exterior ABC-CZFB. Los aduaneros españoles y portugueses han ingresado en la Asociación de Agentes de Aduanas de las Américas (Asapra), que ahora se abre a todos los países del mundo. Asapra celebrará por primera su congreso en Europa, y tendrá lugar en Barcelona del 5 al 7 de junio dentro del Salón Internacional de la Logística (SIL).


Entre los retos del sector aduanero, fundamental para el comercio mundial, destaca la implantación de las comunicaciones electrónicas entre las administraciones y los operadores, y también entre los aduaneros de toda la Unión Europea. Cuando todos los países compartan un mismo sistema, se podrá desplegar en Europa el despacho de aduanas centralizado, lo que permitirá que todo agente o representante aduanero pueda presentar la documentación de una carga en cualquier aduana de control, independientemente del lugar donde se encuentre la mercancía.

El nuevo Código Aduanero de la Unión (CAU) se implantó en mayo de 2016 en sustitución del anterior, que databa de 1992, «cuando el mundo era muy distinto al actual», señala Llobet. Sin embargo, el nuevo código «se ha desplegado con dificultades». Principalmente por el distinto entorno electrónico de los países de la Unión, que no están preparados para compartir información. «La administración tributaria española está muy preparada, pero para que el código aduanero funcione en toda la Unión, países como Rumanía, deberán realizar una importante inversión en la modernización de sus sistemas». De ahí que la implantación electrónica del nuevo reglamento que regula las transacciones en Europa se aplace del 2020 que inicialmente estaba previsto, a cinco años más tarde.

Operador Económico Autorizado
Llobet también es el principal impulsor de la Asociación Mundial de Operadores Económicos Autorizados (OEA), que nació hace dos años en el SIL de Barcelona. Los OEA son considerados una pieza clave en el comercio internacional. Su figura nació tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU., cuando se aumentó la seguridad de las mercancías que entraban en ese país. Como operador certificado por las autoridades y, por lo tanto, fiable, el OEA supone la máxima expresión de la colaboración público y privada en exportaciones e importaciones, con el único fin de elevar la seguridad sin interferir el flujo de las mercancías por las aduanas ni que suponga un mayor coste arancelario.

Los OEA son reconocidos por los estados como una herramienta más para no perder el control y cumplir con los estándares del comercio internacional, minimizando los riesgos. En la nueva asociación global de operadores económicos autorizados se integran tanto personas físicas, como empresas transportistas, navieras, agentes de importación y exportación y organizaciones para que la cadena logística se convierta en una autopista sin peajes en cada aduana y sea más fácil identificar a los que toman atajos.

«La eficiencia aduanera, responsabilidad de todos» es el eje de la la 36 edición del Congreso de Asapra que, por primera en su dilatada historia, se celebrará lejos de América Latina, en Barcelona. Según Roberto Fuentes, vicepresidente primero de Asapra, organización que representa a más de 25.000 agentes, despachantes y corredores de aduana de 21 países de América Latina, España y Portugal, con la organización de su congreso en Barcelona «buscamos tender puentes de negocio y colaboración, así como propiciar el intercambio de experiencias entre los agentes, despachantes y corredores de aduana de América Latina, España y Portugal y para reforzar el papel español de puerta de entrada en Europa».

Ventajas de ser operador económico autorizado
Ser una organización «confiable» para las administraciones otorga ciertos privilegios, según Llobet, como tener prioridad en los despachos aduaneros y poder ser más ágiles en la tramitación de mercancías, gracias a una simplificación de los trámites que les permite sacar antes las mercancías y ultimar la documentación, así como poder elegir el reconocimiento de la mercancía y una reducción de las garantías, lo que repercute directamente en el coste financiero, al requerir de menores avales. Otras ventajas indirectas de los OEA es estar acreditada su calidad y profesionalidad mediante una certificación de la propia agencia tributaria, «lo que aporta prestigio profesional importante en toda la Europa», afirma.

Fuentes y Llobet subrayan que Asapra ha incrementado su protagonismo en el sector aduanero mundial, al lograr recientemente un sillón en el órgano consultivo del sector privado que ha dispuesto la Organización Mundial de Aduanas (OMA) con la participación de Alfonso Rojas, anterior presidente de la organización de las Américas. Con la celebración de su congreso en el SIL de Barcelona «venimos a convencer a nuestros colegas europeos para que se sumen al proyecto», señalan Llobet y Fuentes, ya que Asapra es la organización más activa en el sector.

El CZFB, impulsor del comercio global
En el mundo existen 3.500 zonas francas. Su papel es fundamental como plataformas en el comercio global. Las zonas francas se caracterizan por ofrecer aranceles cero, impuestos indirectos (IVA) también cero e impuestos sociedades reducido con respecto al resto del territorio aduanero del país. En Europa, las zonas francas de los 28 países miembros solo ofrecen aranceles e impuestos indirectos cero, por lo que están especializadas en logística para movimientos de mercancías.

Llobet agradece al Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), y en particular a Jordi Cornet, delegado especial del Estado en este organismo, por «su ayuda permanente y ser un buen aliado a través de las veinte ediciones del Salón Internacional de la Logística (SIL) y su espaldarazo a la creación de la OEA». Tanto Llobet como Fuentes valoran estas infraestructuras para la labor aduanera. “Cien años historia de la Zona Franca de Barcelona han demostrado su utilidad, y es la solución más importante para que las mercancías queden depositadas sin pagar impuestos, para poderlas importar o exportar cuando se crea conveniente.

En América, también las zonas francas suponen «la mejor ventaja para mostrar la marca de un país y generar negocios entre diferentes estados», asegura Fuentes, quien se muestra «complacido en venir y que se nos dé la oportunidad de mostrarnos a Europa y al mundo como sociedad y operadores del comercio internacional».

Ciberseguridad y «blockchain»
El congreso de Asapra reunirá en Barcelona a 30 altos cargos mundiales del comercio internacional y del sector aduanero que participarán como «speakers», entre los que destacan Pedro Castro, presidente de Asapra; Enrique Canon, presidente del Consejo de la Organización Mundial de Aduanas; Máximo de Gregorio, presidente de la Confederación Internacional de Agentes de Aduana (CONFIAD); Steve Parker, presidente de la Asociación Europea de Importadores, Exportadores, Operadores Logísticos y Representantes de Aduanas (CLECAT); Ricardo Treviño, decretario heneral de la Organización Mundial de Aduanas (OMA); Pilar Jurado, directora general de Aduanas de la Agencia Tributaria de España, y Antonio Llobet, presidente del Colegio de Agentes de Aduanas de España, entre otros.

El congreso de Asapra también abordará las nuevas tendencias que van a tener que asumir de forma inmediata el sector aduanero y del comercio, como puede ser el caso de Blockchain. Al mismo tiempo, se destacará la importancia del asociacionismo internacional para el desarrollo de la logística y las aduanas con la participación de la Federación de Asociaciones Nacionales de Agentes de Carga y Operadores Logísticos Internacionales de América Latina (Alacat), la Confederación Internacional de Agentes de Aduana (Confiad) o la Asociación Europea de Importadores, Exportadores, Operadores Logísticos y Representantes de Aduanas (Clecat), entre otras. Dentro del vongreso de Asapra también se celebrará la Cumbre Latinoamericana de Puertos, que organiza Puertos del Estado, y la Jornada de Zonas Francas, que tradicionalmente se celebra dentro del Congreso del SIL.

Corredor Franco del Atlántico
La Asapra también contempla con interés el despliegue del Corredor Franco del Atlántico en Tenerife, una cadena logística más allá del mero tránsito de mercancías, ya que la isla canaria ofrece establecer centros de manufactura y distribución de productos a distintos países africanos con grandes ventajas de tributación del 4% del IS y no del 25% como el resto de la UE. Además, resulta una oportunidad para aumentar el comercio sur-sur entre América y África, ya que en la actualidad no alcanza el 5% de todo el Atlántico.

El comercio sur-sur también supone una alternativa a la afectación del comercio de los países de América del Sur, Centroamérica y México con Estados Unidos debido a la política de su presidente, Donald Trump.

Fuente: ABC
PUBLICACIONES ANTERIORES

La actividad industrial tendrá un 2018 en crecimiento, lo que confirmará el segundo año positivo para un sector que en 2016 había atravesado una fuerte crisis con pérdida de competitividad y caída masiva de puestos de trabajo. Las perspectivas muestran que habrá ramas que imprimirán una fuerte dinámica a la producción fabril gracias al andar de la actividad automotriz, la construcción, el agro y la energía.

t&linkTo=view&linkTarget=_blank” width=”100%” height=”555″ frameborder=”0″ allowfullscreen=”allowfullscreen”>