Drástico cambio en el Comercio Exterior: dólar alto, aranceles y caída de reintegros

Drástico cambio en el Comercio Exterior: dólar alto, aranceles y caída de reintegros

El nuevo tipo de cambio y las medidas anunciadas para achicar el déficit, implican barajar y dar de nuevo tanto en la actividad importadora como exportadora.

 

Redacción CONTAINER

El nuevo tipo de cambio surgido tras la corrida cambiaria de la semana pasada, más el paquete de medidas anunciado este lunes por el Gobierno para el sector exportador, con la aplicación de una suma fija de tres y cuatro pesos por dólar, según se trate de ventas industriales, de servicios, o agropecuarias, implican un drástico cambio en el comercio exterior de la Argentina.

A ello se agrega también la decisión adoptada hace dos semanas de rebajar los reintegros a las exportaciones que formaban parte de la estructura de recuperación de fondos por parte de las industrias.

Tomadas ambas situaciones, tanto el valor del dólar, como el rebalanceo impositivo, tanto importadores como exportadores sentirán fuertes modificaciones en el escenario con el cual venían trabajando.

Todos los negocios de importación,  por ejemplo, pasan a tener una alta barrera natural en sus precios para el mercado interno, como resultado de un tipo de cambio muy alto. Como siempre, las consecuencias más pesadas se verán en los insumos industriales y en los bienes de capital, pero también en la importación de bienes finales para el consumo.

En este aspecto es posible asegurar que hasta agosto había un escenario que ahora cambió radicalmente y obligará al sector del comercio exterior a regenerar nuevas estrategias para funcionar en el mercado.

Por otro lado, el cambio en los aranceles a las exportaciones, en el caso de la soja y sus derivados bajan al 18 por ciento, y la incorporación de un impuesto equivale a más del 10 por ciento del valor del tipo de cambio con la intención se sumar unos 68 mil millones de pesos este año (medio punto del PBI) y 280 mil millones el próximo (1,5 puntos del PBI), también modifican la estructura exportadora del sector más dinámico de la economía.

LAS MEDIDAS ECONÓMICAS

  • Eliminación del déficit fiscal primario en 2019 y superávit del 1% del PBI desde 2020. Ahorro de 6.000 millones de dólares en 2019 y de 5.200 millones en 2020.
  • Baja de retenciones del 24% al 18% para las exportaciones de porotos, harinas y aceite de soja.
  • Imposición de retenciones de 4 pesos por dólar para las exportaciones primarias.
  • Imposición de 3 pesos por dólar para el resto de las exportaciones (industriales y de servicios).
  • Postergación por un año de la suba del mínimo no imponible de las contribuciones a la Seguridad Social prevista para el año 2019. Recaudación adicional de $ 40.000.
  • Van a “reforzar” el plan Precios Cuidados focalizando en una canasta de alimentos.
  • La administración Cambiemos “empujará cada vez más” el plan “El Mercado en Tu Barrio”.
  • Créditos de ANSES con tasa subsidiada para jubilados y pensionados.
  • El Gobierno renegociará con los laboratorios el acuerdo de precios PAMI.
  • Gasto social: se aplicará fórmula de movilidad para los jubilados. El resto gasto social crecerá sólo por inflación.
  • Caerán 50% real los gastos de capital: aquí se verá un impacto sobre las obras de infraestructura.
  • El Gobierno nacional traspasará a la provincia de Buenos Aires y a la Capital Federal el costo de la Tarifa Social Eléctrica y los subsidios al Transporte público de pasajeros que rigen en la zona metropolitana.
  • Habrá un congelamiento del ingreso de personal y el aumento salarial será atado a la inflación.
  • Se apunta a un ahorro del 20% real en bienes y servicios consumidos por el Estado nacional.
  • Pedirle al Fondo Monetario Internacional que en 2019 “haga el mayor desembolso posible” para eliminar las dudas sobre el programa financiero.
CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )